Leña de olivo

 

En almacenes Leñas Huétor Vega disponemos de leña de olivo. Este tipo de leña es la más característica de nuestra comunidad autónoma. La madera de olivo se comienza a recolectar en el mes de marzo y es traída desde Jaén. La leña cortada está en un estado de maduración verde o húmeda. Durante los siguientes meses ésta se va secando y adecuando para el consumo. Este secado se lleva a cabo en nuestro almacén.

 

Este tipo de leña puede ir destinada, tanto al uso curinario como al uso calorífico en función de calefacción. En cuanto al uso curinario, este tipo de leña ofrecerá un sabor y olor característico a nuestros asados. Además será idónea para cuando no se disponga de mucho tiempo para la obtención de calor, pues es un tipo de madera que prende de manera rápida.

 

Dentro de la leña de olivo ofrecemos dos tipos de leña distinta dependiendo de la procedencia de la misma.  

 

 

 

Raíz de olivo

 

Esta leña proviene de la cepa o raíz del olivo.

 

 

Poder calorífico

Caña de olivo

 

Leña que proviene de la poda de las ramas y el tronco del olivo. Ofrece un buen aroma y un tiempo de combustión un poco superior al de la raíz.

 

Poder calorífico